¿Qué son los Cornetes? Síntomas y Causas

¿Qué son los cornetes?

 

Los cornetes son las estructuras carnosas y alargadas situadas en el interior de las fosas nasales, tienen una lámina delgada de hueso en su interior. Nos proporcionan una respiración óptima, facilitando así la limpieza y la humidificación del aire que inspiramos. 

 

Por diferentes causas, los cornetes empiezan a tener un volumen mayor de lo normal, haciendo alterar las funciones que realizan habitualmente causando molestias.

 

Estos síntomas son la principal dificultad para respirar por la nariz, la sensación de sequedad nasal, la existencia de dolores en la cara y en la cabeza o la presencia persistente de una mucosidad nasal espesa. 

Esta dificultad obliga al paciente a respirar por la boca, lo que fomentará la sequedad de boca, síndrome de apnea obstructiva durante el sueño, ronquidos, espesamiento de secreciones de garganta, faringitis y la aparición de cefaleas y sinusitis.

sintomas cornetes inflamados

Causas de la Obstrucción Nasal

 

La obstrucción nasal puede ser causada por algo que inflama o irrita los tejidos nasales. Entre las causas más frecuentes destacan:

 

  • Rinitis no alérgica: la mucosidad puede ser el resultado de una reacción nasal a algún irritante como el humo o la contaminación.
 
  • Cornetes agrandados/inflamados: debido a infecciones o alergias, estos huesos del interior de la nariz provocaría una obstrucción nasal si se encuentran inflamados o agrandados.
 
  • Infecciones de las adenoides o de los senos paranasales: las cavidades de la cara que se vacían en la nariz, pueden contener mucosidad infectada, lo que provocaría una sinusitis. El tejido que se encuentra en la parte posterior de la nariz (adenoides), al infectarse daría lugar a una producción similar de mucosidad.
  • Rinitis alérgica: la mucosidad puede producirse por alergias o por una reacción nasal a alérgenos como el pelo de las mascotas o el polen.
 

Diagnóstico de Hipertrofia de Cornetes nasales 

 

El médico examinará las cavidades nasales por medio de un maniobra llamada rinoscopia, es mínimamente invasiva y tiene una duración de, cinco o diez minutos como mucho. Es recomendable una limpieza de las fosas nasales antes de someterse a una rinoscopia, utilizando soluciones salinas. 

 

A través de esta prueba, se ve de forma clara el interior de las fosas nasales con la ayuda de un rinoscopio, se usa para separar el tabique del ala nasal, para poder aumentar el campo de visión, junto con una fuente de luz y un espejo frontal.

 

 

Tipos de Rinoscopia

 

 

Rinoscopia posterior: se realiza por la boca. En ella, el médico ve el cornete superior, el medio, la cola del inferior y el vómer (los elementos de la parte posterior a las fosas nasales) Se hace uso de un espéculo para la intervención, además de un espejo frontal y una fuente de luz externa. Permanecerás sentado en el sillón, con la cabeza recta y hacia delante. Tendrás que mantener la boca abierta, con la lengua relajada y respirando por la nariz con tranquilidad.

 

 

Rinoscopia anterior: esta prueba se realiza por la nariz. Se puede hacer uso de un vasoconstrictor para disminuir el volumen de los cornetes. 

El otorrinolaringólogo visualizará el vestíbulo nasal, la mucosa, los cornetes inferiores y, a veces, los cornetes medios (elementos de la porción anterior de las fosas nasales).

¿Qué relación tienen la hipertrofia de cornetes con los ronquidos?

 

Cuando se sospecha que uno mismo ronca, hay que acudir a un especialista para que encuentre la causa por la que se producen estos sonidos con el fin de determinar cómo tratarlos. Con observar los patrones en el ronquido se suelen identificar las causas de forma fácil.

 

 

Cuando el paciente respira por la boca, especialmente por la noche, se debe a la dificultad de hacerlo por la nariz debido a la hipertrofia de cornetes que sufre. Esto propicia el padecimiento de otros síntomas como el síndrome de apnea obstructiva,  faringitis, la sequedad de boca, espesamiento de secreciones de garganta, sinusitis y cefaleas.

 

 

El aire no llega en unas condiciones óptimas a los pulmones y produce obstrucciones respiratorias cuando la garganta y la nariz no están bien. En los niños lo causa las amígdalas y la hipertrofia de adenoides. En adultos, es la hipertrofia de los cornetes y la desviación del tabique nasal quienes lo provocan.

Los pacientes que presentan un aumento de la intensidad de los ronquidos, manifiestan un bloqueo nasal permanente. Además tienen un sueño menos reparador como consecuencia de la respiración bucal y la obstrucción nasal.

¿Cuáles son los tratamientos para la reducción de cornetes?

 

Para combatir la hipertrofia de los cornetes los tratamientos utilizados dependerán de cada caso. Existen dos tipos de tratamientos:

 

Tratamiento no quirúrgico – Tratamiento farmacológico

 

En caso de hipertrofia de la mucosa leve o moderada. El médico recetará soluciones nasales que devolverán a su estado normal los cornetes. Se trata de unas gotas nasales vasoconstrictoras que descongestionan los cornetes para mejorar la respiración nasal. Su uso no puede superar una semana y el alivio es temporal. 

 

Tratamiento quirúrgico

 

Los cornetes inferiores  tienen como función humidificar y calentar el aire, es decir, actuar como filtro, además de ser responsables del confort nasal, por lo que no es recomendable extirparlos por completo.

 

Tradicionalmente se empleaba la técnica de Turbinectomía, en la que se lleva a cabo una resección parcial de los cornetes. Existen otras como la resección submucosa, resección ósea, el procedimiento de cauterización, etc.

 

 

El procedimiento por Radiofrecuencia de cornetes se usa para disminuir su tamaño,  en vez de extirparlos. Actualmente es la técnica quirúrgica que más se usa

Artículos de interés

cornetes obstruidos tratamiento
hipertrofia de cornetes

Importante: Esta información tiene únicamente un carácter informativo y en ningún caso médico. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Call Now ButtonLlama ahora