Vegetaciones o Adenoides, ¿Qué son?

¿Qué son las Vegetaciones o Adenoides?

Las adenoides o vegetaciones son dos glándulas que protegen al organismo de las enfermedades originadas por virus o bacterias que se encuentran en el aire que se respira.

El tejido del que están compuestas las adenoides, es muy delicado a sufrir inflamaciones porque está unido a conductos nasales, laringe y conductos de ventilación de los oídos, como las trompas de Eustaquio (conecta la garganta con el oído medio).

Las vegetaciones o adenoides son unos tejidos linfáticos localizados detrás de la nariz, concretamente en la salida posterior de las fosas nasales, por lo que podrían obstruir el paso del aire. Cuando esto sucede, se recomienda recurrir a la cirugía para extraerlas.

 

Para saber con seguridad que han aumentado de tamaño los adenoides, se deberá hacer una radiografía lateral de faringe para diagnosticarlo. Roncar por las noches, respirar por la boca de forma recurrente y tener pausas de apnea durante el sueño, son uno de los motivos de una hipertrofia adenoidea (crecimiento de los adenoides).

¿Qué son las Adenoides Hipertróficas?

 

Se trata del aumento de tamaño de las adenoides. Si crecen demasiado, pueden llegar a obstruir el paso del aire a través del conducto nasal, causando de manera permanente esta hipertrofia.

 

Es algo frecuente la hinchazón que padecen las adenoides por el crecimiento de su tamaño. Al suceder esto, las amígdalas también se podrían volver abultadas. Cuando se infectan de esta manera, pueden llegar a dificultar la propia respiración.

¿Cuáles son las Causas y los Síntomas de las Vegetaciones?

Hay algunos niños que  tienen vegetaciones relativamente grandes, pero esto no significa que sea un problema. Cuando se infectan las adenoides por unas bacterias o virus, suelen causar dolor de garganta (infección de garganta). Otras causas de las adenoides hipertróficas:

 

Las alergias estacionales o las que se mantienen durante todo el año.

 

El reflujo gastroesofágico (ácido estomacal desplazado al esófago) también pueden causar que aumenten de tamaño las vegetaciones.

 

-Los niños de los centros de cuidado infantil, suelen estar más expuestos a sufrir infecciones víricas o bacterianas. 

Infecciones frecuentes o crónicas en algunos niños.

 

Normalmente, las vegetaciones suelen volver a su tamaño original una vez que se trata la infección. En casos muy poco frecuentes, que las adenoides aumenten de tamaño puede deberse a un cáncer.

 

En cuanto a los síntomas que presentan estas glándulas suelen ser: un tono de voz de congestión nasal, como si estuviera resfriado, presentar anomalías en la disposición de los dientes y en la forma del paladar, tendencia a respirar por la boca, además de un mal aliento, hemorragias nasales y tos.

Diagnóstico de las adenoides o vegetaciones

 

El diagnóstico de las vegetaciones lo forman dos pruebas:

 

Nasofaringoscopia

 

Para poder ver la parte posterior de la nariz y la garganta, se introducen un nasofaringoscopio (un tubo flexible a través de la nariz). Se comprueba si existe un enrojecimiento de las amígdalas o un aumento de tamaño de los ganglios linfáticos que se localizan en el cuello y la mandíbula.

 

Un estudio del sueño

 

En algunas ocasiones, es útil cuando se sospecha de padecer una apnea obstructiva del sueño. El médico, para llevar a cabo esta prueba, vigilará al paciente mientras duerme por la noche en un laboratorio y se van registrando los niveles de oxígeno en la sangre, entre otras mediciones.

 

También es algo habitual, que se le pregunte al paciente cuántos episodios de faringitis ha sufrido en el año o años anteriores. Esto servirá para poder determinar si las infecciones causan el crecimiento de las amígdalas.

 

Es importante aclarar, que unas amígdalas pueden ser normales aunque se presenten muy grandes, además hay veces que si presentan infecciones crónicas suelen ser de un tamaño normal. 

¿Como es el tratamiento quirúrgico para las vegetaciones o adenoides?

Para tratar la infección de las vegetaciones, se pueden administrar antibióticos. Pero, generalmente, se recurre a la cirugía.

 

Cuando se extirpan las glándulas adenoides se suelen retirar a su vez las amígdalas, para evitar complicaciones futuras. El paciente permanecerá dormido por la anestesia general. Si se toma la decisión de extirpar las adenoides, la cirugía consistirá en reducir el tamaño de éstas.

 

Por lo que en ocasiones, al cabo de unos meses o años, se realizará una segunda intervención.El paciente podrá regresar a su caso el mismo día de la operación.

 

Algunos médicos optan por la opción de cauterizar las vegetaciones controlando con apósitos el sangrado, en vez de eliminarlas de forma completa.

tratamiento para las vegetaciones

Artículos de interés

niños con vegetaciones

Importante: Esta información tiene únicamente un carácter informativo y en ningún caso médico. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

 
Call Now ButtonLlama ahora