Lesiones del Pie y del tobillo

¿Cuándo se dan las lesiones en el pie o del tobillo?

Las lesiones del pie y del tobillo son muy frecuentes, siendo las más habituales en los servicios de traumatología de urgencias, incluyendo:

  • Lesiones de los ligamentos: torceduras o esguinces, aunque también pueden producirse fracturas de tendón de Aquiles.
  • Huesos rotos o fracturas.

Las lesiones pueden ser agudas o crónicas. Las lesiones crónicas se van instaurando en el tiempo, siendo las más frecuentes la fascitis plantar, con o sin espolón calcáneo, y las metatarsalgias o dolor de los dedos que aumenta al apoyar el pie.

Las lesiones agudas tienen como protagonistas los esguinces, principalmente cuando el pie se dobla hacia dentro. Las lesiones tendinosas son también frecuentes, produciéndose  a veces fracturas de los mismos en los casos de accidentes.

Conocer la anatomía original del pie de cada paciente (pie cabo, neutro o plano) es básico para un correcto diagnóstico y tratamiento, ya que condiciona  al paciente de cara a futuras patologías, resultando la prevención muy importante.

lesiones mas frecuentes de pie y tobillo

Lesiones en el pie más comunes

¿Cuáles son las lesiones del pie más frecuentes? Las principales lesiones en el pie suelen ser:

  • El dolor de talón, la ya citada fascitis plantar, que es la principal causa de consulta. Se trata de un dolor en la base del pie o en el talón, que aparece no solo al terminar de hacer deporte, sino a veces incluso en reposo. Se produce por inflamación del tejido que se encuentra bajo la piel del talón, la denominada aponeurosis plantar, y es muy frecuente en corredores.
  • Los esguinces, que son lesiones en los ligamentos o fibras musculares provocadas por torsión o distensión brusca, que supone un desgarro.
  • El Neuroma de Morton. Se trata de una lesión que cursa con sensación de hormigueo y calambre, y contraste de sensaciones de frío y calor. Ocurre por degeneración del nervio plantar.
  • El síndrome del seno del tarso. Es una lesión que provoca lesiones de tobillo frecuentes y molestias en la parte lateral externa del mismo y en la parte posterior del pie.
  • La tendinitis tibial, que va a suponer dolor de la cara interna del tobillo y se produce por exceso de estrés en dicho tendón
  • La neuropatía diabética suele causar falta de sensibilidad en los pies y sensación de pie acolchado, y puede derivar en graves daños como el pie de Charcot.
  • Los dolores en el empeine, que pueden deberse a inflamación relacionada con tendinitis. Si no hay inflamación habrá que pensar más bien en problemas óseos.
  • Las lesiones dermatológicas de la planta de los pies, tales como el pie de atleta, la tiña, el melanoma lentiginoso acral y las verrugas plantares.
 

Tipos de Lesiones en el Pie

1. Lesiones en los dedos del pie

Las lesiones en los dedos de los pies más características son el hallux valgus y el hallux rigidus.

Los juanetes, realmente llamados hallux valgus, son lesiones muy habituales y tienen un importante componente hereditario. Tienen un tratamiento quirúrgico sencillo que requiero una recuperación posterior

El dolor se presenta de forma aguda en el dedo gordo y puede llegar a ser invalidante. Se produce por una deformidad del dedo que va evolucionando, dando lugar a una protuberancia.

El hallux rigidus también a va a afectar al dedo gordo y supone una destrucción progresiva de la articulación metatarsofalángica, que provoca dolor a la flexión dorsal, es decir, al tratar de llevar el dedo hacia arriba, hasta que finalmente el dedo queda bloqueado.

Aparte de las fracturas, que trataremos a continuación, existen otras lesiones menores de los dedos de los pies que incluyen callos y uñas encarnadas.

2. Lesiones en los huesos del pie

¿Qué lesiones en los huesos del pie existen?

Dentro de las lesiones de los huesos se incluyen fundamentalmente las fracturas, que pueden incluir desde pequeñas grietas a fracturas con perforación de la piel.

  • Fracturas del tobillo, que se suelen producir por movimientos forzados.
  • Fracturas de los dedos del pie, en las falanges, siendo la más frecuente la del dedo gordo.
  • Fracturas metatarsianas, es decir, de la parte media del pie.
  • Lesiones de los huesos sesamoideos, que son unos pequeños huesos situados en la base del dedo gordo. Existen tres tipos de lesiones:
    1. Dedo de gramilla: lesión del tejido suave circundante, que suele producirse por hiperextensión del dedo gordo. A veces se siente una crujido cuando se produce la lesión
    2. Fractura de un hueso sesamoideo, ya sea aguda, por golpe directo o impacto, o crónica, lo que se llama una fractura por sobreesfuerzo.
    3. Sesamoiditis: inflamación crónica de los tendones involucrados en estos huesos.
  • Lesiones de la parte posterior del pie, tanto del calcáneo, o hueso del talón, como de otros como el cuneiforme, el escafoides, el cuboides o el astrágalo.
  • Las fracturas del calcáneo suelen ser complicadas, tras caídas desde gran altura generalmente.
  • Las fracturas de astrágalo afectan principalmente a la región del cuello del mismo. Suelen ser fracturas simples sin desplazamiento. Un tipo particular es la fractura osteocondral, en la cúpula del astrágalo, que puede llegar a degenerar en artrosis.
  • Lesión de la articulación de Lisfranc, bien de los ligamentos o bien fractura de los huesos de la parte media del pie, que forman un arco.
lesiones huesos pie
lesiones del pie y del tobillo

Importante: Esta información tiene únicamente un carácter informativo y en ningún caso médico. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Call Now ButtonLlama ahora