Recuperación tras la Operación de Ligamento Cruzado Anterior y Menisco

¿Cuánto dura la Recuperación de Ligamento Cruzado Anterior?

La recuperación tras la cirugía del ligamento cruzado anterior varía entre 3 y 6 meses. 

Durante el primer mes en casa, procura contar con una persona que te pueda ayudar en las tareas cotidianas. No se pueden hacer sobreesfuerzos en la rodilla, cargar peso no es nada recomendable al igual que doblar en exceso la rodilla. Hay que esperar hasta que en los huesos se encuentre bien asentado el ligamento.

¿Cuál es el tiempo de baja de la operación de ligamentos cruzados?

 

El tiempo estimado de baja tras la operación del ligamento cruzado anterior, dependerá de la recuperación que haga el paciente y sobre todo del tipo de trabajo que ejerce.

 

  • Se recomienda volver a conducir sobre las tres semanas. Siempre que la evolución sea correcta y no que exista contraindicación.

 

  • El retorno al trabajo sobre las 4 semanas es lo que se recomienda  en el caso de trabajos de oficina.

 

  • En el caso de trabajos con más demanda física, normalmente se recomienda sobre los 2 o 3 meses según cada caso.

 

  • El tratamiento de la rotura completa del ligamento en deportistas es quirúrgico y el retorno a la actividad física toma alrededor de 6 meses. Claro está que cada caso es diferente, pero para la semana 16 se espera una vuelta progresiva a la actividad.

¿Cuáles son las fases de la recuperación de la Cirugía de los Ligamentos Cruzados? 

 

  • 1ª semana: hay que reposar, elevar y comprimir la zona, y poner hielo tres veces al día. Tienes que tener la pierna apoyada en una almohada (nunca detrás de la rodilla, sino sobre los gemelos) hay que mantenerla recta. No uses almohadas térmicas incrementaría la inflamación.

 

  • 2ª semana: deberás desplazarte con muletas siempre, ya que todavía no puedes apoyar la pierna. Los puntos se empiezan a retirar y se deberán realizar masajes drenantes y ejercicios de flexión de la rodilla, son muy importantes para reducir la inflamación.

 

  • 3ª semana: en estos días, puedes realizar ejercicios de flexión de la rodilla hasta que el dolor te lo permita, además puedes empezar a movilizar la rótula. Además puedes empezar a reeducar la marcha y realizar natación.

 

  • 4ª semana: se puede comenzar a realizar el entrenamiento de equilibrio y el propioceptivo y ejercicios que sirvan para potenciar la fuerza de la pierna. Ya podrías hacer bicicleta.

 

  • En el primer mes: a partir de aquí, realizar ejercicios propioceptivos es fundamental para lograr una recuperación completa. Para alcanzar los movimientos de extensión o flexión, hay que empezar a forzar un poco la rodilla. 

 

Puedes empezar a fortalecer la musculatura posterior y anterior de la pierna, mientras aumentas la intensidad del deporte  que realizas normalmente. 

 

¿En qué consiste la Rehabilitación después de la Operación de Ligamentos Cruzados?

 

Hay ciertas contraindicaciones que hay respetar durante las primeras 3 semanas, puesto que el injerto será muy frágil en este periodo. 

 

Es obligatorio llevar una rodillera articulada o rígida que mantenga tu rodilla en extensión y descargue el apoyo sobre la misma. Además del uso de muletas.  

 

Para la recuperación de las amplitudes articulares:

 

  • Movilización manual de la rodilla entre 0 y 120º, sin necesidad de forzar y respetando los límites del dolor. Se usa un artromotor si el fisioterapeuta no puede movilizar la rodilla.

 

  • Hay que intentar mantener un ligero flexo de rodilla. Sin necesidad de buscar la hiperextensión de la rodilla.

 

Para fortalecer la musculatura:

 

  • En el caso de isquiosurales y del cuádriceps, podemos hacer un trabajo de cocontracción entre 30 y 90º manualmente con el fisioterapeuta. Disminuir el número de repeticiones o series en caso de un dolor intenso en la zona de extracción del injerto.

 

Para este ejercicio se coloca la pierna entre 30 y 90º y se hace una contracción suave contra nuestra mano hacia el techo durante 5 segundos, para a continuación colocar la mano en el talón y pedir una contracción hacia atrás durante otros cinco segundos. Ambos movimientos cuentan como una repetición.

 

  • En una amplitud de 10 a 70º de flexión de rodilla, trabajo de minisentadillas. Este ejercicio conlleva 3 series de 8 repeticiones. Podemos aumentar el número de series y repeticiones cuanto más avanzados estemos en el periodo de tres semanas.

 

  • Electroestimular los vastos,  el interno y el externo de los cuádriceps. Trabajando siempre en activo con una fase de contracción y de reposo.

 

Para el trabajo de la marcha:


Sin flexionar la rodilla, retomar el apoyo bajo la protección de la rodillera y dos muletas de forma progresiva. Se puede iniciar una carga completa sobre la pierna operada a partir de la segunda semana. Sin embargo, la utilización de las muletas es obligatoria durante todo el primer mes.

fases recuperacion ligamentos cruzados

Arículos Relacionados

postoperatorio ligamentos cruzados
tiempo de baja ligamentos cruzados
Call Now ButtonLlama ahora

#FrenarLaCurva