Síndrome del Túnel Carpiano

¿Qué es el Síndrome del Túnel Carpiano?

El túnel carpiano se trata de un canal estrecho situado en la muñeca. A través del Túnel Carpiano, transcurren los tendones y los músculos que se encargan de que la mano pueda flexionarse. Cuando los tejidos se inflaman, ocasionan una presión en el nervio mediano. 

Es importante la importancia de obtener un diagnóstico precoz que indique con seguridad la patología que se padece. Es una patología que cada vez afecta a un mayor número de personas. Aunque aparecía inicialmente en personas activas laboralmente, hoy en día se ha ampliado el espectro de personas que la padecen.

Solicita una consulta de valoración sin esperas

sindrome del tunel carpiano

Túnel Carpiano Grados 

El síndrome de túnel carpiano puede atravesar 3 grados o etapas dependiendo del daño que se haya causado en el nervio mediano:

 

  • Axonopraxia (Grado 1), existe pérdida de Mielina, lo que provoca la conductividad nerviosa, desatando así todos los síntomas del túnel carpiano. 
 
  • Axonotmesis (Grado 2), el Axon y la Vaina de Mielina sufren un desgarro perjudicando más la conductividad, pero conservando en buena forma los envoltorios conectivos. 
 
  • Neurotmesis (Grado 3), se corre el riesgo de perder la movilidad de la mano por completo. Se origina un desgarre de los envoltorios conectivos del nervio mediano, lo que provoca que su regeneración sea algo muy difícil de realizar.

Túnel Carpiano Síntomas

 

Los síntomas del Síndrome del Túnel Carpiano comienzan sin una lesión específica, de forma gradual. Muchos pacientes sienten que sus síntomas aparecen y desaparecen. Los síntomas pueden presentarse con más frecuencia, a medida que va empeorando la afección.

Son muy comunes los síntomas durante la noche por dormir con la muñeca flexionada, generalmente. 

También es muy común presentar síntomas durante el día, cuando se sostiene algo durante un período prolongado de tiempo, como por ejemplo usar el teléfono móvil, conducir o leer un libro.

 

Entre los principales síntomas del síndrome del túnel carpiano pueden encontrarse los siguientes:

 

  • Entumecimiento, cosquilleo, ardor y dolor. En los dedos pulgar, índice, medio y anular, principalmente.
 
  • Sensación similar a un espasmo que se irradia hacia los dedos citados anteriormente.
 
  • Dolor que se extiende por el antebrazo hasta el hombro, a veces se presenta en forma de cosquilleo.
 
  • Torpeza y debilidad en la mano, dificultando así los movimientos sencillos, como abotonarse una camisa.
 
  • Dejar caer objetos a causa de la debilidad, el entumecimiento o la pérdida de la percepción de dónde se encuentra la mano en el espacio.

 

¿Cuáles son las causas del Túnel Carpiano?

Existen varias causas del Síndrome del Túnel Carpiano, entre ellas:
 
  • Enfermedades inflamatorias. De los tendones flexores de los dedos, artritis reumatoide, gota o gangliones en la muñeca pueden producir una compresión del nervio mediano a su paso por el túnel carpiano.
 
  • Causas degenerativas. Como artrosis de los huesos del carpo pueden reducir el espacio del túnel carpiano y provocar dolor y molestias en la mano por compresión del nervio mediano.
 
  • Fracturas de muñeca. Porque deforman los huesos pequeños de la muñeca y pueden producir hematomas, además por la posición de inmovilización del tratamiento conservador.
 
  • Tumores intrínsecos o extrínsecos del túnel del carpo. Pueden desencadenar la aparición de la clínica compresiva del nervio mediano en el Túnel Carpiano.

 

Síndrome del Túnel Carpiano, ¿Cuáles son los factores de riesgo?

 
  • Obesidad. Constituye un factor de riesgo importante para desarrollar síndrome del túnel carpiano.
 
  • Retención de líquidos. Aumenta la presión dentro del túnel carpiano, lo que irrita el nervio mediano. Esto es frecuente en la insuficiencia renal, la amiloidosis o la insuficiencia cardíaca. 
 
  • Cambios hormonales. Producidos durante el embarazo, la lactancia o la menopausia, así como en enfermedades como el hipotiroidismo, la enfermedad de Cushing, entre otras.
 
  • Algunos medicamentos. Como los anticonceptivos por vía oral, la cortisona o medicamentos para la presión arterial elevada.
 
  • Edad. El síndrome del túnel carpiano se diagnostica entre los 40 y 60 años.
 
  • Género. Las mujeres son diagnosticadas con el síndrome del túnel carpiano con mayor frecuencia que los hombres. Esto se debe a que la zona del túnel carpiano es relativamente más pequeña en las mujeres.
 
  • Trabajo. Aquellos trabajos que incluyen movimientos repetidos de muñeca y dedos, posturas forzadas mantenidas en flexión o extensión de la muñeca, apoyos prolongados sobre el talón de la mano, movimientos repetidos de prensión o de pinza manual, golpeteo repetido con el talón de la mano, utilización regular de herramientas que vibran y con empuñadura en el talón de la mano.
 
  • La inmensa mayoría de casos de síndrome del túnel carpiano están relacionados con el trabajo.
 
  • Fracturas huesos de la mano. Otras enfermedades. La artrosis o lesiones de la muñeca, como las quemaduras, fracturas de hueso, compresión o lesiones por presión, pueden incrementar el riesgo de desarrollar el síndrome del túnel carpiano.
 
  • Enfermedades crónicas. Algunas enfermedades crónicas, como la diabetes, aumentan el riesgo de lesión a los nervios, como la lesión al nervio mediano.

Túnel Carpiano Tratamiento 

Hay que hacer dos distinciones para el tratamiento de esta dolencia, ya que en función de cada caso, puede tener un tratamiento sin cirugía, o para los casos más avanzados con cirugía:

 

Terapia no quirúrgica

Si se diagnostica de forma precoz. Existen diferentes métodos no quirúrgicos, entre ellos se encuentran:

 

  • Entablillado de la muñeca. Una férula, que sostiene la muñeca inmóvil mientras duermes, puede aliviar los síntomas nocturnos de hormigueo y entumecimiento. Si estás embarazada, el entablillado durante la noche puede ser una buena opción.
 
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides conocidos como AINE. A corto plazo pueden ayudar a aliviar el dolor del síndrome del túnel carpiano pero no está comprobado que mejoren la afección.
 
  • Corticoesteroides. Disminuyen la hinchazón y la inflamación, lo que alivia la presión en el nervio mediano. El cirujano puede inyectar cortisona para aliviar el dolor en el túnel carpiano. A veces, usa una ecografía para guiar estas inyecciones. Los corticosteroides orales no son tan eficaces como las inyecciones de corticoesteroides. 

Tratar la artritis reumatoide si es la culpable de causar esta afección, puede reducir los síntomas de dicho síndrome. Sin embargo, esto no está comprobado del todo.

 

Tratamiento con Cirugía

Si los síntomas que se presentan son graves o no responden a otros tratamientos. La cirugía es la mejor opción para obtener una total recuperación.

La intervención puede realizarse con dos técnicas diferentes:

 

  • Cirugía abierta. En la que se hace una incisión en la palma de la mano sobre el túnel carpiano y después, para liberar el nervio, se realiza un corte transversal en el ligamento.
 
  • Cirugía endoscópica. El cirujano, por medio de un dispositivo similar a un telescopio con una cámara diminuta, corta el ligamento mediante una o dos incisiones pequeñas.
 

Esta cirugía puede ser menos dolorosa que la anterior durante los primeros días o semanas tras la intervención.

Importante: Esta información tiene únicamente un carácter informativo y en ningún caso médico. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Call Now ButtonLlama ahora