Hiperplasia Benigna de Próstata, ¿qué es?

¿Qué es la Hiperplasia Benigna de Próstata?

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es el tumor benigno más frecuente envarones mayores de 60 años. Su presencia está directamente relacionada con la edad.

Una parte importante de los hombre que van a una consulta de uroología tienen o van a tener problemas en relación con la HBP. Así pues sería deseable que el médico de familia jugase un papel más activo en relación con esta patología.

Es importante aclara que esta alteración no significa que la persona sufra cáncer de próstata, ya que las células que componen esta parte del cuerpo son totalmente sanas y normales.

 

El agrandamiento de la próstata puede dar lugar a numerosos problemas en el normal funcionamiento del organismo, como la obstrucción del canal de la orina. Cuando esto ocurre, la vejiga debe realizar un esfuerzo mayor para posibilitar su vaciado, repercutiendo de manera directa sobre este órgano encargado de almacenar la orina.

Hay que aclarar, que la próstata crece durante toda la vida de los individuos y se considera normal, siempre dentro de unos parámetros.  Por lo que de momento no se ha llegado a determinar una causa clara para esta patología, sin embargo, se cree que los cambios hormonales producidos desde la edad adulta hasta la vejez pueden estar muy relacionados con su aparición. Las hormonas sexuales juegan un papel muy relevante dentro de la vida de las personas, pudiendo influir de manera notoria en el aumento de tamaño de esta glándula.

que es la prostata

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la Hiperplasia Benigna?

 

La aparición de infecciones en las vías urinarias es bastante frecuente, debido a la obstrucción que suele producir la próstata. El organismo no puede vaciar adecuadamente la vejiga, quedando siempre restos de orina en el conducto, siendo un perfecto caldo de cultivo para las bacterias.

 

La inflamación de la próstata puede provocar dolor en la región próxima al ano y está causada por la colonización de bacterias.

 

Las vías urinarias en su último tramo se encuentran rodeadas por la próstata, pudiendo ser obstruidas debido al crecimiento desproporcionado que se produce en esta glándula. Esto repercute directamente en la calidad de vida de los pacientes, los cuales presentan elevadas dificultades para evacuar la orina.

 

El normal funcionamiento de riñones y vejiga está condicionado directamente por la evacuación de los desechos por parte del organismo. Si esta eliminación no se produce de manera correcta debido a una obstrucción, la persona puede sufrir acúmulos en riñones y vejiga, dando lugar a los tan temidos cálculos.

¿Cuáles son sus factores de riesgo?

El envejecimiento

La frecuencia de aparición de esta hiperplasia es muy pequeña dentro de los hombres con menos de 40 años de edad, aumentando de manera considerable a partir de los 50 años. Alrededor de la mitad de los hombres experimentarán algún tipo de síntoma relacionado con la hiperplasia antes de cumplir los 85 años, debiendo recurrir a un especialista que pueda ofrecer un diagnóstico adecuado.

 

Antecedentes dentro la familia

Aquellos hombres que tengan algún familiar como hermanos o padres con hiperplasia benigna de próstata presentan una mayor predisposición a sufrirla, pudiendo estar dentro de su ADN el agrandamiento exagerado de esta glándula. Cabe destacar que este principio no es una ciencia exacta, existiendo familias en las que algunos de sus miembros la sufren y otros no.

 

Enfermedades que afecten al corazón

Las enfermedades que afectan al sistema cardiovascular no producen por si solas una hiperplasia en la próstata sin embargo, la medicación que se toma si puede dar lugar al crecimiento. El uso de betabloqueantes de manera habitual y durante muchos años puede producir un aumento de diferentes partes del organismo, encontrándose dentro de ellas esta glándula.

 

La ausencia de ejercicio físico

Los estilos de vida sedentaria pueden contribuir a que las personas sufran obesidad, estando muy relacionado esta alteración de aumento de peso con la hiperplasia benigna de próstata. Es aconsejable que aquellas personas por encima de su peso saludable acudan con un especialista médico, evitando con ello la aparición de alteraciones como puede ser el agrandamiento prostático.

¿Qué tratamientos se realizan para tratar la Hiperplasia Benigna?

 
Se dividen en tres técnicas mediante láseres y tres a través de sistemas (grapas, pistolas, aparatos…). Son los siguientes:
 
  • Operación de Próstata con láser verde: El tratamiento Green Light XPS ocasiona menos síntomas irritativos que producen otros sistemas de láser y además no produce necrosis. Para ello, se introduce una pequeña fibra por la uretra y a través de esta fibra se trasmite una energía de alta potencia que vaporiza el tejido prostático de manera rápida y efectiva. 
 
  • Operación de Próstata con láser tulio: Se trata de la tecnología más reciente para combatir  la hiperplasia benigna de próstata y además aporta ventajas mayores tanto al láser verde como respecto a las técnicas tradicionales de resección transuretral de próstata. Existen dos procedimientos: la vapo-resección y la vaporización.
 
  • Operación de Próstata con láser holmium: Es la única técnica que puede comparar sus resultados funcionales con la cirugía abierta, pero con los beneficios de la cirugía muy poco invasiva: el sangrado es mínimo, porque la transfusión es excepcional, no hay herida y la sonda es vesical.
 
  • Operación de Próstata con Sistema Urolift: En esta técnica, se utiliza un dispositivo que es poco invasivo y consiste en colocar unas grapas a los lados del conducto urinario, dejando libre el acceso por que sale la orina. Con esta cirugía sólo se necesitan de 2 a 4 implantes.
 
  • Operación de Próstata con Sistema Rezum: Es un procedimiento quirúrgico que se realiza a través de la uretra. Consiste en inyectar vapor de agua en el agrandamiento prostático para así provocar la necrosis del tejido de los lóbulos prostáticos (muerte celular). Para ello, se utiliza una pistola parecida a un citoscopio.
 
  • Operación de Próstata con Sistema RTU: Solía ser de segunda línea si fracasaba el tratamiento farmacológico, aunque hoy día se considera la primera opción de tratamiento en caso de Retención aguda de orina (RAO) o próstata muy grande.
 
 
 

 

hiperplasia benigna prostata tratamientos

Artículos de interés

Importante: Esta información tiene únicamente un carácter informativo y en ningún caso médico. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Call Now ButtonLlama ahora